Twitter

Twitter

Facebook

sábado, 16 de abril de 2011

EL PECADO PERFECTO

Eres el pecado perfecto, aquel que me prohibieron toda la vida, tienes todo lo que no debería desear y también todo lo que necesito.
Tus ojos pequeños llevan consigo en un destello el secreto de mi confesión, pero no de mi arrepentimiento.
Solo porque decidí tomar el riesgo, espero no ser desterrada a la tierra de los excesos de donde creo que viniste. Y si lo soy, brindaremos juntos allí por eso.
Llevo la manzana el mi mano, aquella que me regalaste en un sueño como simbolo de tu deseo.
Cuentame con esa boca que me regaló todos sus besos, donde tengo que firmar para convertirme en tu esclava por un momento y darte mi cuerpo y alma por completo.
Luego sellaré con un largo beso nuestro acuerdo y ya nadie podrá romperlo.

1 comentario:

  1. me gustaa, esta buenoooo!

    "Cuentame con esa boca que me regaló todos sus besos, donde tengo que firmar para convertirme en tu esclava por un momento y darte mi cuerpo y alma por completo.
    Luego sellaré con un largo beso nuestro acuerdo y ya nadie podrá romperlo"

    Que apasionadaaaaa!

    ResponderEliminar