Twitter

Twitter

Facebook

viernes, 23 de diciembre de 2011

CUAL ES EL LÍMITE

Quizás sea difícil pero se puede aprender a decir lo que pensamos, a decir "esto no me gusta". Pero cuando eso sucede cómo hacemos para no herir...Cuál es el límite del entendimiento ajeno ante nuestra postura,y cuál es el de nuestro propio dolor ante las palabras o silencios de los demás.
Porqué la sinceridad a veces llega a pasar la barrera del respeto y deja caer velos que no queríamos quitar al escuchar lo que no estamos preparados para entender, o antes entendíamos y ahora ya no queremos saber de eso nada más.
Saber por donde ir es el gran dilema, cuándo y cómo el tiempo lo dirá, y aunque muchas veces estamos solos, podemos aprender a convivir con eso, nadie muere por un no …Tampoco nadie muere al darse cuenta que se es parte de un momento fugaz pero a veces duele. Aún así podemos salir adelante orgullosos sabiendo que damos todo lo que podemos, sin desquitar en los demás nuestras frustraciones.
Entender que sin hablar de amor, sin delirar tanto con "eso" que a veces ya creo que casi no existe, solamente lo mínimo que uno puede querer y ser querido y respetado,  no está bajo nuestro control, debe fluir y no se puede forzar.

3 comentarios:

  1. "Aprende a crear silencio en tu mente y florecera la paz en tu alma, veraz la vida con otros ojos, descubriras el lenguaje de Dios. Para estar interiormente en silencio, no pienses demaciado, confia en ti mismo, en los demas y en la vida y veras que todo es mas facil de lo que aparenta ser..."

    ResponderEliminar
  2. Es difícil, muy difícil pasar el "mal trago" de no ser elegido. Una creo que tiende mucho a asociar el "amor" con las muestras de cariño.. bah, la verdad es que no sé, estoy tan o más confundida que vos! Me gusta tu blog. Ánimo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ambos por comentar!! y por leer!

    ResponderEliminar